domingo, 26 de mayo de 2019

Cómo encontrar nuevos productos y servicios

Para facilitar que una empresa sobreviva y tenga crecimiento, se requiere que la innovación y la creatividad para buscar y desarrollar nuevos productos o servicios sea parte de su cultura empresarial. Crear continuamente nuevas ideas y ponerlas en práctica será una ventaja competitiva difícil de copiar. Es importante crear el proceso de innovación en su empresa.

No es una tarea fácil, pero al seguir un método, puede ser más sencillo. La creatividad no es un área de la empresa o de un grupo de personas. Es un proceso que abarca a toda la empresa y que arranca por la creación de un ambiente dónde pensar, compartir ideas, ensayar y errar, tomar riesgos razonables, está permitido y fomentado. Es crear un ambiente positivo donde todos piensen “qué es” y “qué puede ser” y no en lo “que no puede ser.” Un ambiente donde no excluyan posibilidades sino donde todas las posibilidades, reales o imaginadas tengan cabida. 
La habilidad de crear continuamente nuevas ideas puede fácilmente convertirse en una ventaja competitiva sostenible, difícil de emular por sus competidores. 
Hay extremos en la creación de nuevos productos. Uno, el menos probable y el más arriesgado, es buscar un producto que represente una ruptura con lo que actualmente se hace y se salga de las actividades normales de su empresa pero que de alguna manera aproveche sus capacidades de producción y manejo de un mercado. El otro, más adecuado para empresas en crecimiento, es buscar alternativas a los productos o servicios actuales. Estas, son más fáciles de desarrollar, su mercado las aceptará de manera más cómoda y en general toda su organización sabrá con más facilidad cómo manejarlas.
De su sistema de administración de ideas (ver artículo Mantenga un flujo constante de ideas de productos y servicios, podrán venir nuevos proyectos de productos y servicios. Las siguientes son más opciones que puede emplear para encontrar su nuevo producto o servicio: 
  1. Realizar una sesión de lluvia de ideas (ver artículo Lluvia de ideas) definiendo anticipadamente que su objetivo es encontrar un nuevo producto o servicio. Conviene indicar la razón por la cual lo busca que puede incluir incrementar las ventas, aprovechar capacidad de producción sobrante, ampliar su alcance en el mercado atendido, ofrecer opciones a sus clientes y muchas otras.
  2. Con una periodicidad definida (por ejemplo cada semestre al inicio de éste, o tres veces al año) realizar una reunión con sus colaboradores cercanos en la cual cada uno debe presentar entre 3 y 8 ideas de nuevos productos o servicios. Anuncie la reunión con buena anticipación para dar tiempo a sus colaboradores de pensar y presentar algo que no sea solo ideas simples para cumplir el compromiso. Con el tiempo, la reunión será costumbre y es muy probable que las ideas fluyan y sean cada vez mejores.
  3. Póngase metas de ideas. Por ejemplo: • escribir 5 ideas por semana, • cada semana registrar un problema que sería interesante resolver o enfrentar, • cada día anotar algo que le moleste y cómo lo podría evitar o cambiar.
  4. Suscríbase o dos o tres revistas, no de noticias sino de alguna industria que le llame la atención, no necesariamente la suya, y léalas con atención buscando paralelos o contrastes con su negocio. Circule las revistas entre sus colaboradores cercanos.
  5. Reúnase con frecuencia y converse con sus clientes y proveedores. Trate de dirigir la conversación más allá de su relación actual buscando explorar qué tipo de necesidades y deseos detecta. Abra espacios para que sus colaboradores en contacto con clientes y proveedores le cuenten cosas que vayan más allá de la relación del día a día. Explore las quejas para entender su origen concreto.
  6. Involúcrese con grupos de iguales, formal o informalmente, e invite a sus colaboradores a que hagan lo mismo. Aproveche las reuniones de las Cámaras de Comercio, Asociaciones y Gremios para conocer personas con las mismas responsabilidades suyas. Converse con ellos, haga amigos y trate de crear una forma de encontrarse regularmente. En esas conversaciones encontrará eventualmente ideas que puede aprovechar en su empresa en la forma de nuevos productos, servicios o procesos.
  7. Visite otras empresas y observe todo lo que pueda. Pueden ser las empresas de sus clientes y proveedores y, si sus relaciones con competidores son positivas, también conozca sus instalaciones. Considere la necesidad de reciprocidad de esas visitas. No se trata de espiar sino de ver cómo hacen las cosas para ver qué puede hacer o cambiar en su forma de hacer lo suyo.
  8. Vaya a conferencias de su industria. Además de ver cosas nuevas, puede hacer conexiones y re-encontrarse con personas.
  9. Asista a ferias y exposiciones relacionadas, así sea en forma parcial, con su industria. Vea qué hay de nuevo.
  10. Haga reuniones con sus colaboradores donde mediante preguntas sobre su producto o servicio actual puede desarrollar variaciones innovadoras de los mismos. Es cambiar la perspectiva desde la cual se ven las cosas con lo cual se expanden las posibilidades. En el artículo Hágase preguntas sobre su productos y servicios actuales se ofrece una descripción de un esquema para esto. 
Recuerde apuntar en un cuaderno o un archivo en su computador toda idea que pase por su mente. Las tendrá siempre presentes y podrá adicionar comentarios a cada una hasta que cada idea esté madura para buscar su implantación.

Es normal que de muchas ideas solo unas pocas coincidan con sus planes estratégicos o estén dentro de lo factible de sus capacidades empresariales, conocimientos y recursos. En el artículo Elección de la mejor idea hay lineamientos para enfrentar esta selección y clasificación de ideas.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario